El descarte y la relación que tenemos con los objetos

El descarte y la relación que tenemos con los objetos

Vivimos en un entorno que facilita y estimula el consumo desmedido. Comprar cosas o poseer cosas nos da un falso sentido de felicidad. Pero el apego hacia objetos materiales, a la larga solo produce sufrimiento e incomodidad.

Que es el apego material?

Es un vinculo obsesivo con un objeto fundamentado en falsas creencias:

  • creemos que nos hará mas felices.
  • creemos que le dará sentido a nuestra vida.
  • sentimos que nos da seguridad

La relación distorsionada que tenemos con algunos objetos tiene origen en vínculos emocionales, miedo a la escasez o situaciones del pasado: frases como “lo use el día de mi boda”, “me lo regalo mi ex esposo”, “me costo mucho dinero”, “quizás lo necesite mas adelante”, son las mas recurrentes a la hora de analizar la necesidad de conservar o no un objeto.

Es clave entender que los objetos se disfrutan mientras se usan, no generan disfrute solo por poseerlos. Al contrario, vivir rodeados de cosas inútiles que ocupan espacios vitales para nuestra comodidad, solo generan infelicidad aunque hoy nos cueste verlo.

Cómo transitar el camino del desapego?

  • el primer paso es reconocer y aceptar que necesitamos dejar ir ciertas cosas
  • otro paso fundamental es tomar responsabilidad por nuestra propia felicidad. Esta no puede depender de objetos o de otra persona. Depende de cultivar nuestro yo más honesto.
  • asumir las perdidas y vivir el presente. Los momentos felices van y vienen y las tristezas también. Nada es definitivo y nada es para siempre, pero si dejamos espacios vacíos algo nuevo se presentara.

Como comenzar el proceso de descarte?

  • comienza por descartar los objetos que menos incomodidad emocional generan: cosméticos vencidos, alimentos en mal estado, revistas viejas, papeles que no necesitas, publicidad, vajilla rota, bolsas, objetos duplicados, etc
  • tener en cuenta que descartar no siempre significa “tirar”a la basura, sino darles un nuevo destino a los objetos que no usamos y que pueden tener una segunda oportunidad en otro hogar : podemos donarlos, venderlos, repararlos, reciclarlos o regalarlos.
  • continuar por aquellos objetos que mas resistencia nos generan, una opción cuando nos cuesta mucho desprendernos de ellos es sacarles una foto y armar una carpeta digital de recuerdos.
  • analizar detenidamente los motivos por los cuales realizamos la compra de un nuevo objeto: que uso le daremos, si es imprescindible, que pasa si no lo compramos, dónde lo guardaremos.

Si necesitas ayuda en esta etapa podes contactarme aquí.

Por ultimo, animate a experimentar el desapego como una nueva forma de vida y no como un “desperdicio”. No estas perdiendo nada, estas ganando espacio para vivir de forma mas simple y confortable.

Desapegarse en un forma de vivir en libertad, dejar de depender de algo o de alguien, dejar de necesitar para vivir sin miedo.

Te invito a leer mas en Instagram !!

Vivi Elcuaz
hola@vivielcuaz.com