Es un buen momento para el cambio de temporada.

La llegada del otoño o la primavera, según en que hemisferio nos encuentre, es el momento ideal para revisar y limpiar nuestros armarios y vestidores.

La experiencia ha demostrado, que el contenido de los armarios se divide en tres tipos de prendas y accesorios.

  • lo que usamos casi a diario.
  • lo que usamos con poca frecuencia.
  • lo que no usamos nunca.

Que proporción de estas tres opciones ocupa tu closet, es lo que definirá el nivel de satisfacción que tu armario te genera a la hora de vestirte y en muchos casos coincide con el grado de desorganización.

Si necesitas ayuda para organizar tu vestidor, me podes contactar aquí

Como lograr el vestidor ideal

Para comenzar con esta tarea, mi recomendación es contar con tiempo suficiente, poner buena musica y acompañarlo de tu bebida favorita.

Necesitas encarar la tarea con ganas de mirarte al espejo, probarte la ropa que hace mucho que no usas y tener claro cual es tu estilo actual o que estilo te gustaría incorporar.

Todos tenemos prendas guardadas por cuestiones sentimentales, porque nos traen buenos recuerdos, porque la usabamos cuando nuestro peso era el ideal o porque nos recuerda nuestra juventud.

Pero todos cambiamos, cambia nuestro cuerpo y también cambian nuestras circunstancias. Nuestro vestuario debe acompañar esos cambios, para sentirnos mas cómodos, para alejarnos del ridiculo, para que nuestro style se adapte al tipo de vida y trabajo que realizamos en la actualidad.

Por donde comenzar

Invariablemente, para limpiar y organizar primero hay que vaciar.

Podes hacerlo por categorias o por sectores, para no abrumarte a medio camino. Pantalones, blusas, camisas, t-shirt, ropa deportiva, zapatos, etc

Retirar las prendas del armario y dejarlas sobre la cama. Revisar una por una, probarte la que te genera dudas, descartar lo que esta desactualizado, desmerecido o el talle no es adecuado.

Las prendas que son para descartar, podes guardarlas en una caja o bolsa para luego determinar cual será su destino ( no te detengas a pensar en eso en esta etapa)

Antes de guardar las prendas nuevamente, hace una limpieza profunda del sector del armario sobre el que estas trabajando.

Como limpiar el vestidor

Esto dependera del material con el que este realizado el mueble. Pero en lineas generales el paso a paso es el siguiente:

  • aspirar a conciencia el armario.
  • limpiar los estantes y Barrales con un paño humedo.
  • secar con un paño limpio.
  • colocar recipientes antihumedad o bolsitas con arroz o bicarbonato.
  • perfumar con tu fragancia favorita.

Colgar o doblar

Cada tipo de prenda, debe guardarse de la forma que asegura su conservación en perfecto estado. El tipo de tejido, determinará si necesita ser colgada o doblada.

Y también habrá que tener en cuenta el diseño del armario y la disponibilidad de estantes o barrales para colgar.

Como guia estandar podemos sugerir lo siguiente:

Colgar: blusas de seda, camisas, vestidos cortos y largos, polleras, pantalones de vestir, camperas, abrigos y trench. Prendas con bordados o pedrería que requieren mayor cuidado.

Organizar por color, el mas oscuro a la izquierda y el mas claro a la derecha

Doblar: remeras de algodón, sweaters, ropa deportiva, shorts, bermudas, trajes de baño, ropa interior, pijamas, pañuelos y pashminas, pantalones de algodón y jeans.

Organizar por color, del mas oscuro abajo al mas claro arriba.

Canastos y perchas

Usar la percha adecuada para el tipo de prenda, asegura que la ropa no se deforme y no le queden marcas de colgado.

En lo personal, siempre elijo perchas de madera para las prendas pesadas (abrigos) y perchas de terciopelo antideslizantes para el resto de las prendas.

Un detalle muy importante, es utilizar perchas iguales ( modelo y color), ya que esto tiene un gran impacto visual en la estética y percepción de orden dentro del vestidor. Una mezcla de colores y modelos, genera “ruido visual”, aunque todo este perfectamente organizado

Respecto al uso de canastos, cajas y contenedores, no son indispensables, pero contribuyen a mantener contenidas las categorías y optimizan espacio cuando tenemos muchas prendas y poco lugar.

Las ropa y accesorios de uso poco frecuente (por ej. ropa de playa) pueden organizarse en cajas y luego guardarse en los espacios menos accesibles del vestidor.

Recomiendo el uso de cajas u organizadores de tela pequeños, para subdividir categorías dentro de un cajón. Esto permite contener medias, ropa interior, pijamas, anteojos, bijouterie, cinturones y pañuelos.

Como verán, no es una tarea difícil y si lo hacemos con actitud positiva puede ser muy divertido.

Es una tarea que requiere análisis y te permite practicar el “autoconocimiento”. Por otra parte, cuando realmente sabes y puedes ver, cada cosa que hay en tu vestidor, eres mucho mas prudente a la hora de comprar una prenda nueva.

Manos a la obra! Espero que lo disfrutes!

Te recuerdo que encontrarás muchos tips en mi cuenta de Instagram

Vivi Elcuaz
hola@vivielcuaz.com