La casa “enferma”

En ocasiones observamos que en nuestra casa suceden hechos imprevistos, contratiempos y desperfectos en un lapso muy corto de tiempo. O que algún miembro de la familia sufre de problemas de salud en apariencia menores pero recurrentes: ansiedad, dolor de garganta, sinusitis y migrañas.

De ponto, todo parece salir mal….

Y no solemos relacionar eso con el estado de nuestra casa y la influencia que eso tiene en nuestras estado anímico o de salud.

Si necesitas ayuda para organizar tu casa podes consultarme aquí

Sintomas o señales de alerta

Fallas técnicas: cerraduras que no funcionan, perdidas de agua, canillas que gotean, fallas eléctricas, perdidas de gas.

Plantas sin vida: perdida de hojas, aspecto mustio.

Suciedad y desorden

Deterioro: humedad en paredes, pintura descascarada, muebles en mal estado.

Mala circulación: pasillos obstruidos, exceso de muebles que no permiten caminar con comodidad.

Iluminación escasa: falta de luz natural, inadecuada iluminación artificial.

Mala ventilación: olor a comida, olor a humedad o moho, olor a encierro.

Qué influencia tienen estos problemas en nuestra vida?

Salud: el polvo, la humedad, la falta de ventilación y los productos químicos, contienen sustancias que pueden afectar nuestra salud

Simplicidad: cuando todo esta limpio, organizado y despejado, todas las tareas se realizan de forma mas rápida y con mayor entusiasmo.

Armonia mental: el caos o el mal estado que observamos en nuestro hogar nos estresa y altera nuestros pensamientos y emociones. Nuestro estado de animo se refleja en nuestra casa y viceversa.

Como podemos solucionar estos problemas?

Limpiar: inclusive lo que no se ve. Vaciar, depurar y limpiar paredes, techos, pisos, muebles, cajones y armarios.

Abrir puertas y ventanas: todos los días ventilar y dejar entrar el aire y el sol.

Descarte: desapegarte de los objetos que no significan nada en tu vida y cuan espacio vital.

Reparar los desperfectos: no demorar las reparaciones menores (canillas que gotean, bombillas quemadas, teclas de luz), planificar las mejoras de mayor envergadura como pintar las paredes o hacer pequeñas reformas.

Incorporar plantas: requieren ciertos cuidados y condiciones para vivir felices. A cambio nos devuelven aire purificado y contacto con la naturaleza.

Animate al cambio: mover los muebles, pintar una pared, cambiar los textile.

Actitud positiva: cantar, escuchar musica, bailar, reír y agradecer.

Si tu casa esta en crisis, necesitas moverte!

Consultar al plomero, pintor, electricista o cerrajero. Quizás no puedas resolver todo al mismo tiempo. Pero si es posible pedir un presupuesto y planificar las tareas necesarias.

No esperes a que algo se rompa, para conocer a quien puede repararlo. Es aconsejable tener agendados esos datos para no demorar la consulta o la reparación.

Una casa linda es un objetivo maravilloso, pero una casa “sana” lo es aun mas!!

Encontraras mas información en mi cuenta de Instagram

Vivi Elcuaz
hola@vivielcuaz.com