Vivir Consciente

Todos nos sentimos abrumados en algún momento de nuestras vidas. Y aun mas cuando situaciones nuevas e inesperadas, nos sacan del foco en el que estaba nuestras vida. Eso nos sucedió a casi todos durante esta pandemia.

Cambios laborales, un nacimiento, la muerte de un ser querido, una mudanza o un hijo que emigra son cambios profundos que alteran nuestras rutinas y nuestra percepción del entorno.

Es ahí, cuando el ejercicio de vivir consciente nos puede ayudar a recuperar nuestra vida o la sensación de controlar ciertos aspectos de ella.

Centrarnos en lo que podemos controlar o mejorar, puede ser de gran ayuda.

¿Que estrategias podemos aplicar?

1- Despejar el desorden

No debemos subestimar el impacto que esto tiene en nuestra calidad de vida. Cada mueble o cada espacio que se encuentra “descontrolado” son un síntoma de nuestra ansiedad y de infinitas desiciones que no hemos tomado.

Lovely Life

2-No postergar

Cada pequeña actividad que realicemos día a dia y sin demoras, nos acerca paso a paso al objetivo de la casa ideal con la cual soñamos. Hacer las camas, sacar los residuos, lavar la vajilla, doblar la ropa, son pequeñas acciones de rutina que evitan que nuestra casa se vuelva un caos.

Lovely Life

3-Madrugar

Puede que parezca difícil para quien no tiene el habito, pero levantarse 45 minutos antes que el resto de la familia (o de nuestro horario habitual), nos dará el tiempo para realizar ciertas actividades que nos predisponen de manera positiva para afrontar el resto del día. Desayunar en calma, revisar la agenda, meditar o hacer ejercicio.

4- Crear un espacio personal

Un lugar de la casa donde recuperar la paz, donde encender una vela, leer un libro, tejer o cualquier actividad que nos genere placer.

Lovely Life

5-Establecer rutinas

Puede sonar antipático o autoritario, pero los limites y las reglas son saludables para la convivencia. Establecer horarios para levantarse, para cenar, para dormir. Definir que tareas debe cumplir cada integrante de la familia. Esto permite que la organización del hogar fluya y evita muchas discusiones.

6- Asumir nuestra responsabilidad

Centrarse en lo que “yo” puedo o debo hacer. No enfocarse en lo que hacen los demás y evitar las comparaciones. No podemos controlar lo que hacen los demás (al menos, no lo que hacen otros adultos) y esa intención no resuleta genera una sensación de impotencia muy negativa.

7- Evitar las compras por impulso

Ropa u objetos que no necesitamos, se van sumando al caos ya existente. No solo seguimos acumulando, sino que en muchos casos generamos una deuda que podríamos evitar.

8- Hacer ejercicio

Con o sin música, poner nuestro cuerpo en acción, caminar, correr o bailar. Casi siempre nos mejora el humor, la autoestima y nos hace ver los problemas con otra perspectiva.

Lovely Life

Para finalizar, me gustaria recordarles lo importante de agradecer y disfrutar cada dia.

Si aprendemos a apreciar lo que tenemos, si nos esforzamos para estar realmente presentes y conscientes en lo valioso, seremos menos susceptibles a consumir cosas innecesarias.

Si necesitas ayuda para organizar tu casa, puedes contactarme aquí

Vivi Elcuaz
hola@vivielcuaz.com